close
TRENDS

Este 2018 voy a …

portada este 2018

Se acabó el 2017 y toca hacer balance de lo bueno y malo. Ya está aquí, ya ha llegado el momento de hacer tu lista de buenos propósitos para este año. Así que empieza a comerte la cabeza para buscar y rebuscar ideas de aquí y de allí. Y es que no cumplir los propósitos de año nuevo ha pasado a ser un rasgo característico más del ser humano.

Gracias a estos 6 consejos, por primera vez, sí terminarás el año con una lista de metas cumplidas.

1. Decidir si quieres tener una lista de Propósitos de Año Nuevo

Parece una obviedad pero piénsalo, ¿necesitas ahora una lista para el 2018 o te estás dejando llevar por el tsunami? Es cierto que marcarse unos objetivos y delimitar un plazo para cumplirlos te facilitará alcanzar tus metas pero quizá Año Nuevo no es tu momento.

2. Realistas, concretos y a tu gusto

Tener ambición y querer ser una versión mejorada de nosotros mismos es genial pero si tu lista de propósitos del año nuevo viene cargada de imposibles desde ya te digo que estás cavando tu propia tumba. Una regla básica es que te marques plazos reales y, sobre todo, retos que te gusten.

3. Sé original en tu elección

No se trata de ser una trendsetter en esto de las listas de nuevos propósitos sino de escoger objetivos no tan típicos pero que seguro son más sencillos de cumplir y, a la larga, te harán más feliz. Pero, dónde quedan cosas tan básicas como practicar más la gratitud, entrenar para eliminar los pensamientos negativos o incluso esforzarnos por ser más cariñosos con nuestra pareja regalándole frases que a todos nos gusta escuchar alguna vez.

4. A cada propósito una actitud

Para tu cuerpo, tu rutina e incluso tu mente, no es lo mismo que te propongas incluir 3 piezas de fruta en tu dieta diaria que empezar a hacer deporte cada día. Es un hecho: en poco tiempo podrás tachar algunos de esos propósitos de tu lista, en cambio algunas metas son más grandes y requerirán más esfuerzo y tiempo.

5. Olvídate de la palabra «propósitos»

Decir esto en el punto número 5 y tras haber escrito propósitos una y otra vez puede sonar incongruente pero es que a muchos la palabra les produce urticaria. Plantéatelo como que no hay propósitos que cumplir sino buenos hábitos que adquirir.

6. No te rindas a la primera de cambio

Parece que con el tiempo hemos asumido que los nuevos propósitos son sinónimo de fracaso, pero nada más lejos. Aquí lo importante no es participar. Debes ser respetuosa con tus sueños y, si después de lo que hemos hablado, ese propósito sigue en tu lista es que es importante para ti conseguirlo.

 

 

Melisa Ponce

The author Melisa Ponce

Leave a Response